1.TAMBIÉN EL BOTIQUÍN

portada

Quien no ha echado en falta, algunas o muchas veces, una tirita o un poquito de agua oxigenada, cuando nos sucede algún incidente al ir al campo, de vacaciones, de excursión, de pesca. Llevamos todo lo necesario, excepto un pequeño botiquín. Pues bien, os voy a dar una relación de materiales y de utensilios médicos para que lo podáis preparar y ¡no os coja el toro!:

botiquin

       MATERIAL:

–        Compresas de gasa estériles.

–        Esparadrapo (tela, papel e hipo-alérgico).

–        Algodón.

–        Tiritas cicatrizantes (suturas cutáneas).

–        Tiritas.

–        Tijeras de punta redonda.

–        Pinzas.

–        Termómetro.

–        Suero fisiológico (para lavar las heridas).

–        Vendas de diferentes tipos y tamaños.

–        Rollo de plástico o film transparente.

–        Bolsas de hielo de efecto prolongado.

–        Espray frío.

–        Jabón desinfectante de manos.

–        Guantes de goma (látex).

–        Compresor elástico de goma.

–        Depresor lingual de madera.

–        Manta térmica.

–        Pañuelos desechables y toallitas húmedas.

–        Linterna.

 MEDICAMENTOS:

 – Antisépticos y desinfectantes: para que cuando tengáis alguna herida o alguna quemadura reciente o lesiones cutáneas, podáis realizan una buena limpieza de la zona de la piel en la que tengáis la lesión. Un buen medicamento para esta función es Betadine® y también Furacin®.

–   Anti-inflamatorios: para contusiones, torceduras y demás lesiones traumáticas: En forma de pomadas, ya que la aplicación local disminuye la posibilidad de efectos secundarios, una pomada recomendada puede ser  Diclofenaco.

– Cremas para quemaduras: solo son eficaces en las pequeñas quemaduras o después de haber tomado mucho sol, nos puede servir cualquier crema hidratante. Sobre las quemaduras ya os hablaré más adelante y os daré las instrucciones correspondientes para que en el supuesto de que tengáis algún incidente de este tipo, podráis solucionarlo lo mejor posible, aunque después tengáis que ir al médico para que examine la lesión que os ha ocurrido y poner el tratamiento más adecuado y más a fondo, para que vuestra lesión sea curada correctamente.

botiquin2–        Analgésicos: ácido acetilsalicílico (Aspirina®), paracetamol o ibuprofeno.

–        Agua oxigenada.

–        Repelente contra insectos.

 

Recuerda que el botiquín siempre tiene que estar bien cerrado y tiene que abrirse lo más fácilmente posible, ya que en los momentos en que más necesitas una “mano amiga”, todo es más complicado de lo que parece, me refiero, claro está, a abrir un simple botiquín.

botiquin_128698763 Hay que hacer una revisión periódica del botiquín (2 ó 3 veces al año), reemplazando los productos que estén caducados y reponiendo los que falten.

También es conveniente llevar el teléfono móvil con máxima carga y una relación de los teléfonos de urgencias, para que en cualquier momento que lo necesitéis, podáis llamar a cualquiera de los servicios de urgencia que sean precisos.

No estaría de más, si siempre vais los mismos de excursión, al campo, a la playa, a pescar o a cazar, que alguno de vosotros realizara uncurso de socorrismo y primeros auxilios”, donde os enseñaran, de una manera práctica y de una manera muy sencilla, las cuatro cosas elementales que se deberían  de saber para poder atender, sin ser un “galeno avizado”, a una persona accidentada.

primeros auxilios Está la próxima, se despide de vosotros,

 HESY-RE el joven

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *