1.¡ CUIDADO QUE QUEMA !

portadaportada

Hoy os voy a comentar las actuaciones que debéis realizar ante una Quemadura Térmica, es decir, la producida por el calor, en la que nos encontramos lesiones en la piel tras la exposición de calor. Este calor puede ser,  seco (el sol, los sólidos o metales calientes y el fuego) y húmedo (los líquidos calientes y el vapor de agua).

En primer lugar veremos muy esquemáticamente, la estructura de la piel:

imagen-1 Una vez conocida la estructura de nuestra piel, valoramos la profundidad de la quemadura, que siempre depende de dos factores, de la intensidad del calor y del tiempo de exposición al calor (cuanto más intenso sea el calor y mayor el tiempo de exposición, más profunda será la quemadura).

Entonces, según su profundidad, podemos clasificarlas en:

IMAGEN - 21º. Grado: hay una lesión de la epidermis. Se produce un enrojecimiento de la piel, levemente doloroso, con moderada inflamación, la típica quemadura solar.

2º. Grado: si el calor continúa en contacto con la piel, la lesión se propaga a capas más profundas, afectando a epidermis y dermis, las células se deshidratan soltando un líquido que despega la epidermis, produciendo una ampolla. Hay dolor intenso e inflamación del área afectada.

3º. Grado: si continua el calor en contacto con el cuerpo, no solo se destruye la piel, sino los tejidos que hay por debajo, músculos, tendones, pudiendo llegar hasta el hueso. El aspecto de la quemadura es, “negra”, reseca y cuarteada.

Cuanto más profunda es la quemadura, mayor es la gravedad de la misma.

Las quemaduras térmicas también se pueden clasificar según su extensión. Para valorarla se utiliza la “Regla de los nueves”, que divide la superficie corporal en nueves por ciento:

cuerpo 9También se puede valorar la extensión según la “Regla de la palma de la mano”, donde se considera la palma de la mano del quemado, como el 1% de la superficie corporal.

mano quemaduraCuanto más extensa es una quemadura, mayor es la gravedad.

Siempre que la quemadura sea de más del 10% de la superficie corporal, debe ser vista en un centro sanitario.

También, y por último, las quemaduras las podemos valorar por su localización. Hay quemaduras que sin ser muy profundas ni muy extensas, deben ser vistas en un centro asistencial, por su localización. Se consideran zonas críticas, el cráneo, la cara, el cuello, las axilas, las manos, el área genital y los pliegues de flexo-extensión (rodillas, codos y muñecas).

imagen-5¿Qué haremos ante una quemadura térmica local? La primera medida es enfriar la parte quemada sumergiéndola en agua fría:

mano aguaDespués valoraremos la quemadura según la profundidad y la extensión o localización y, en caso de que sea necesario acudir a un centro asistencial, cubrir con una tela limpia y ligeramente húmeda y trasladarle.

Las pequeñas ampollas pueden curarse sin necesidad de acudir a un centro asistencial. No se debe pinchar las ampollas, es mejor conservar la piel intacta porque preserva de la infección. Se cubrirá con un tul graso y luego una gasa seca y esparadrapo.

Hay otros tipos de quemaduras, pero esas las dejo para otro día.

Como habréis podido apreciar, siempre ante cualquier accidente tenemos que utilizar el famoso BOTIQUÍN, ¿ya lo lleváis?, pués seguiré insistiendo.

Hasta la próxima.

Hesy-Re el jóven


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *