Parque Nacional de Garajonay

Parque Nacional de Garajonay portada

Por encima de los mil metros por encima del nivel del mar y en pleno centro de la isla canaria de La Gomera destaca por encima de todo el Parque Nacional de Garajonay, que se caracteriza por estar cubierto de un bosque de laurisilva (árboles laurifolios), que está considerado como el mejor vestigio de la era Terciaria. Hablamos de que cuenta con una superficie de 3.984 hectáreas. El origen de su nombre se debe a dos personajes míticos (Gara y Jonay) y a su historia de amor imposible que se desarrolló en este espacio de la Isla.

El Parque de Garajonay tiene su origen en las formaciones boscosas que ocupaban el sur de Europa y el Norte de África hace millones de años. La desertización africana provocó la desaparición de los bosques de Laurisilva, si bien en Canarias se pudieron conservar gracias a los vientos alisos, que van cargados de humedad. Es una especie de lluvia horizontal, como así denominan, que permiten a la vegetación un pequeño respiro. Pese a tener en mente que Canarias son unas islas con pocas precipitaciones, en este Parque suelen caer al año unos 900 litros por metro cuadrado, que le permiten gozar de unos buenos niveles de humedad.

GGarayjonayComo si de una alfombra roja, en este caso verde, los musgos y líquenes nos invitan a adentrarnos en un festival de la naturaleza. El verde se apodera de todo lo que se encuentra por delante, ya sean rocas o troncos de árboles.

Parque Nacional de Garajonay6No es precisamente una zona afectada por los volcanes, pero si que la erosión de las rocas ha permitido vislumbrar roques de gran atractivo para el visitante. Se tratan de los de la Zarcita, Ojila y Agando.

OjilaDe un tamaño considerable es la vegetación arbórea de este parque, que en muchas ocasiones hace imposible que la luz llegue al suelo y permita la aparición de nuevas plantas. Por eso es común que esto desencadene la aparición de helechos y hongos, que al tiempo que aprovechan la humedad del entorno sacan rédito de toda la hojarasca caída y de las propiedades de los troncos. Pero no todo es sombra en estos bosques, ya que también hay espacio para plantas de menor tamaño y con un gran colorido que dibujan una instantánea digna de un lienzo. Entre estas plantas podemos mencionar los tomillos salvajes, poleos, hierba pastelera, codesos, jaras, pasteles de riscos, zarzaparrillas. Estas plantas, junto con la importante con los árboles que detallaremos más adelante, permite que hagan acto de presencia insectos polinizadores (abejas, avispones, mariposas como la Cleopatra canaria, moscas) y artrópodos voladores como gorgojos, escarabajos o arañas, que encuentran aquí importantes focos de alimentación. A todo ello le pueden añadir los frutos y pequeños invertebrados que se encuentren por este espacio natural. Como se suele decir siempre, el pez grande se come el chico. Lo noticiable sería al revés.

Nacional de Garajonay5En este parque no solo vuelan insectos, también hay aves aunque en menor cantidad. En concreto siempre se suele hacer referencia a torno a la veintena de especies, entre las que se distinguen el mirlo, el petirrojo, el herrerillo, la aguililla o el pinzón común. Capítulo aparte merecen dos modalidades de paloma, las Turqué y las Rabiche, cada vez con menos presencia ante la caza incontrolada.

Entre los árboles que encontramos en el Parque Nacional de Garajonay están los siguientes: el laurel, el naranjero salvaje, el barbusano, el mocán, el sanguino, el palo blanco, el viñátigo, el til, el peralillo y la faya.

Parque Nacional de Garajonay2Este espacio natural reúne una serie de valores que le hacen gozar de una personalidad propia. El Parque dispone de unos bosques antiguos muy bien conservados pese a la mano del hombre. Como recalcábamos anteriormente, presume de una variedad de ecosistemas forestales que no tienen todos los parques.

ue Nacional de Garajonay7Pero no todo son buenas noticias en lo que se refiere a espacios naturales. Como recoge la web de parques nacionales, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, hay una serie de condicionantes que afectan a la conservación de Garajonay:

  • Áreas degradadas: En torno al 13% de la superficie del parque pertenecía a plantaciones forestales con matorrales o especies exóticas.
  • Importante presencia de especies en peligro de desaparición: Este parque canario y su entorno están considerados la segunda área con más especies amenazadas.
  • Especies exóticas: Las condiciones climatológicas facilitan que proliferen una gran cantidad de especies exóticas.
  • Presencia humana: Aunque haya un control de las visitas cada vez son más las personas que se acercan hasta el Parque a descubrir sus cualidades. A ello se le une la red viaria que tiene.

Parque Nacional de Garaj

En el caso de las especies exóticas hay intención de recuperar esos espacios. Se habla de que pueden ocupar unas 500 hectáreas, que se encuentran sobre todo en los puntos más alto de la zona sur. Los pinares plantados en los años 60 van desapareciendo progresivamente para dar paso a vegetales autóctonos.

Parque Nacional de GarajonayComo mencionábamos al comienzo, en total hay unas 21 especies de plantas en peligro. Para ello se llevan a cabo programas de recuperación que pasan por la realización de estudios que valoren a las poblaciones y avances demográficos, las futuras amenazas y la genética de las especies. Con los datos que se extraigan de estos informes se podrán sacar conclusiones más claras.

AgandoLos esfuerzos de los responsables del Parque pasan por proteger este espacio de los daños del fuego. En teoría las condiciones del terreno y de la vegetación no tendrían que favorecer la aparición de las llamas, pero hay otros condicionantes que ‘invitan’ al fuego, como son la sequía del periodo estival, matorrales y la presencia humana en los alrededores. Ya se sabe que la mano del hombre es alargada, y en ocasiones peligrosa en lo que se refiere a fuegos. La parrillada del fin de semana con la familia se puede acabar convirtiendo en un desastre ecológico si no la hacemos con cuidado.

Precisamente en agosto de 2012 la isla de La Gomera y el Parque Nacional de Garajonay fueron víctimas de un incendio que arrasó con 800 hectáreas. Al parecer había cierto interés en destrozar este espacio ecológico, ya que se contabilizaron algo más de una treintena de conatos de incendio. Su director cifraba por entonces el daño en un 20% de la superficie total del parque y el tiempo de recuperación oscilaba entre los 10 y los 80 años en función de la zona y de su antigüedad. Lo peor de todo es el aspecto calcinado y la herencia que se deja a las futuras generaciones.

En relación a este tema y aprovechando todo el daño causado al Parque Nacional de Garajonay hay que decir que precisamente el año pasado se redujo un 20% la partida del Ministerio de Medio Ambiente a la prevención y extinción de incendios en estos parques. Todo ello después de los fuegos que arrasaron, además, el Teide, Cabañeros y casi en Doñana. La Administración se excusa en cierta medida alegando que la gestión de los parques nacionales recae en las comunidades autónomas.

Los que visitan este Parque Nacional suelen ser turistas que pretenden disfrutar de las maravillas de este paisaje hasta investigadores que pretenden profundizar en sus estudios. Eso sí, en los últimos tiempos se han disparado las visitas hasta llegar casi al medio millón anual. Los motivos son dos básicamente: la cercanía del parque a las grandes áreas turísticas del sur de Tenerife y unas excelentes comunicaciones tanto marítimas como por carretera. De hecho se organizan excursiones organizadas con paradas en los puntos más representativos del Parque. Otra posibilidad es pernoctar en él. No obstante, las labores de conservación han llevado a los gestores a habilitar espacios de uso restringido, prohibiendo el acceso en determinadas situaciones.

Parque Nacional de Garajonay3Desde siempre los vecinos de la zona han sacado rédito de los recursos proporcionados por el Parque. Eso sí, reconocen que es posible beneficiarse de un espacio sin que necesario destruirlo. En los montes de este parque aún se encuentran algunas cabañas de pastores, acequias de agua y hoyos de hornillas de carbón.


Comentarios

Parque Nacional de Garajonay — 1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *