1.Laredo, algo más que la playa más larga de Cantabria

laredo portada

Viajamos hasta el oriente de Cantabria para recalar en Laredo, uno de los municipios turísticos con más solera del norte de España y que destaca entre otras cosas por su monumental playa de más de cuatro kilómetros de longitud. Durante el periodo estival multiplica su población y son muchos los vascos que tienen aquí su segunda residencia. A apenas media hora de casa.

Se puede decir que Laredo está enclavada en un espacio privilegiado con vistas al mar Cantábrico, donde sus arenales son de gran calidad. La playa que antes mencionamos, la de La Salve, es la de mayor extensión de todo el litoral cántabro. La localizamos en pleno casco urbano y está incluida dentro del Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel. Está protegida por el Monte Buciero, que la protege y garantiza unas aguas muy calmadas de escasa peligrosidad para los bañistas. El paseo marítimo, muy concurrido en verano, pone tierra de por medio respecto a la zona residencial que aflora delante de ella. En la parte trasera se halla uno de los campos dunares más amplios de la provincia. Durante mi visita me sorprendió gratamente el hecho de disponer de un importante espacio de playa para mí, donde no tienes la necesidad de permanecer hacinado como ocurre con otros arenales cuando sube la marea. Lo digo por experiencia. Junto al paseo marítimo encontramos un local de comida rápida, que no era el mejor del mundo, pero suficiente para saciar el hambre que provoca una jornada playera. En algunos aspectos se aprecian ciertos síntomas de ser un municipio sobresaturado de turistas, lo que provoca que en ocasiones algunos establecimientos hosteleros no den el trato más adecuado. Y digo esto, porque en algunos sitios saben que no vas a volver y les da igual si has quedado satisfecho con el trato. También se aprovechan con los precios en algunas tiendas y bares, donde intentan sacar tajada durante el periodo estival.

laredoOtras playas que encontramos en Laredo y alrededores son la de la Soledad, Puntal y El Regatón. Esta última cuenta con 2.300 metros de longitud con una zona dunar de alto valor ecológico. Se halla en la margen derecha del río Treto. El arenal de la Soledad apenas es usado debido a sus peculiares características, de fuerte oleaje y zona pedregosa. Por su parte, el Punta está entre la de La Salve y el Regatón, y se presenta como propicia para la práctica de deportes náuticos.

playaLaredo con 185 hectáreas le corresponde algo más del 4% del Parque Natural de las Marismas de Santoña, Noja y Joyel, que destaca sobre todo por ser una de las zonas más húmedas de la Península, donde invernan todos los años miles de aves acúaticas, lo que le convierte en una Zona de Especial Protección para las Aves.

aves parque naturalA escasos minutos del centro urbano podemos descubrir algunas de las rutas verdes que nos introducen en un Laredo distinto al que conocemos, entre prados, huertas y explotaciones ganaderas. Pese a que sus atractivos turísticos siempre han estado ligado a la costa y al ocio, también debemos de reparar en sus valores naturales, que posiblemente nos adentren hacia un mundo desconocido, sobre todo para los visitantes que llegan a la villa con una idea preconcebida. Vamos a incidir a continuación en algunas de las rutas que se pueden realizar en Laredo:

  • La Atalaya: Recorrido de apenas dos kilómetros que parte desde la calle Menéndez Pelayo y nos llevará hasta La Atalaya, desde donde podremos observar la playa y el casco urbano de Laredo.
  • San Julián: En torno a los diez kilómetros de recorrido, entre ida y vuelta. Se dirige hacia Las Cárcobas desde la Puerta de Bilbao. Antes de llegar a la playa de San Julián habrá que pasar por el alto de Retorín y la Sierra de la Vida.
  • Valverde: La salida está en la Puebla Vieja. La ruta llevará al caminante hasta Valverde y Las Cárcobas. Son unos cinco kilómetros.
  • Pico del Hacha: Ocho kilómetros de ida y vuelta. La salida está marcada en la plaza de Carlos V y antes de llegar al Pico del Hacha pasa por el barrio de Las Casillas, La Pesquera y Villante.
  • Parque Las Marismas: Nace de la Avenida de los Derechos Humanos para coger la carretera que hay entre los dos campings de la zona. El siguiente paso será meterse en las marismas del estuario del Ansón.

slaredoUno de los grandes personajes históricos que desembarcó en Laredo, como veremos más adelante, fue Carlos V. Aún hoy se siguen conmemorando sus hazañas con la organización de la ‘Ruta de Carlos V’, que va desde Laredo hasta Medina de Pomar (Burgos), emulando parte del recorrido que había hecho por tierra.

En total se atraviesan ocho municipios hasta llegar al puerto de Tornos. El recorrido total son 44 kilómetros, que nos llevarán por los paisajes más representativos de Cantabria, con bosques, zonas boscosas y de montaña donde se aprecia la estrecha relación que mantiene el hombre con el campo gracias a sus labores de pastoreo y cultivo. Además, como no podía ser de otra manera, el Camino de Santiago por su vertiente norte también tiene paso por Laredo.

El desembarco de Carlos V marcó hasta cierto punto el futuro de la villa pejina. En la Edad Media Laredo se convirtió en uno de los puertos de la Corona de Castilla, desde donde partían y llegaban algunos de los personajes más destacados de la realeza en sus viajes por Europa, entre ellos Carlos V que desembarcó en Laredo en 1556 camino de su retiro en Yuste (Cáceres). En la villa cántabra permaneció seis días y aún hoy se recuerda el recorrido que hizo a pie hasta Medina de Pomar. Pero quizás el mayor homenaje que se hace a la figura de este rey es en forma de fiesta.

castillo de santa medina de pomarDesde 1999 se viene representando en Laredo la fiesta del ‘Último Desembarco de Carlos V’, que suele celebrarse durante un viernes de la segunda quincena de septiembre en la playa Salvé. Las celebraciones se prolongan durante cuatro días con tipo de espectáculos y mercados de la época. Actores profesionales escenifican el desembarco, para a continuación realizar un desfile con su séquito, formado por vecinos, por las calles del municipio. Todo ello se acompaña con los tradicionales fuegos artificiales.

El otro plato fuerte de las fiestas laredanas es la ‘Batalla de las Flores, que tiene lugar el último viernes de agosto. Desde primeras horas de la mañana el colorido de las flores inunda de magia la villa cántabra, donde el toque de diversión lo aporta la música y el ritmo de las charangas. Por la tarde tiene lugar el desfile de las carrozas de flor natural, que son puntuadas por un jurado al que no le ponen las cosas nada fáciles por la gran calidad de los trabajos.

Con estos dos claros ejemplos, podemos confirmar que las celebraciones suelen ser bastante originales y creativas pese a basarse en la tradición. A lo largo del año también tienen lugar otro tipo de fiestas menos concurridas, pero que cuentan con la participación de la gente de la villa.

También cuenta con un buen ambiente nocturno, que se acentúa sobre todo en los meses de verano con la presencia de muchos jóvenes que disfrutan aquí de sus vacaciones. Entre las distintas opciones que manejan están la calle de los Vinos, en la Puebla Vieja, y la zona del Puntal. Los distintos bares y pub que hay satisfacen las necesidades musicales de todos. También hay cerverías o bares de vinos donde se puede disfrutar de Laredo en un ambiente más tranquilo. Antes de meterse en la zona de marcha tampoco estaría mal caminar un poco por el paseo marítimo para bajar la cena.

Monte BucieroEn una de las veces que estuve en Laredo me hospedé en un hotel con aspecto de cortijo, que estaba muy bien cuidado y que me resultó muy acogedor. Se encontraba a un paso de la playa y muy cercano a todos los sitios, pero cuando intenté volver al cabo de un par de años los precios se habían disparado y tuve que decantarme por una opción más económica y algo peor.

El municipio se divide en tres zonas:

  • La Puebla Vieja y el Arrabal: Hace referencia al antiguo núcleo de población, compuesto de pequeñas calles con casas del siglo XVI y XVIII.
  • El Ensanche: El espacio que ocupa en la actualidad el núcleo administrativo y comercial de la ciudad.
  • Entre la plaza de Carlos V y el Puntal: En ella se ubican de tres largas avenidas flanqueadas por las dos playas del núcleo urbano. Aquí es donde se encuentran gran parte de las áreas residenciales, construidas en los 60 y 70 con motivo del boom inmobiliario.

Lo mejor de Laredo es que es municipio no muy grande que se puede recorrer a pie y que si te hospedas en un lugar céntrico puedes llegar a todos los lugares sin necesidad de coger el coche. No es que haya problemas de aparcamiento, pero puedes disfrutar de sus locales y establecimientos que te los encuentras a un paso.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *