1.La costa guipuzcoana mira a Getaria

getaria portada

Nos adentramos en la costa vasca para desembocar en Getaria, municipio que vio nacer al navegante Juan Sebastián Elcano y al modisto Cristóbal Balenciaga. Nada más llegar nos encontramos con un monumento en honor al primero, que cuenta en el municipio con otras dos esculturas. Sin lugar a dudas está más que reconocida su aventura que le llevó a ser la primera persona que dio la vuelta al mundo. Y como pueblo agradecido que es tampoco podía faltar el recuerdo a Balenciaga, que cuenta con un museo que lleva su nombre.

Algo que llama mucho la atención a primera vista es el monte San Antón, también conocido como el ‘Ratón de Getaria’. Lo que en un principio fue una isla, en el siglo XV se unió al pueblo mediante un istmo artificial. Ahora se puede decir que un trozo de tierra se adentra mar adentro, manteniendo a resguardo un puerto multiusos, que tuvo usos pesqueros, de defensa y deportivos. Y como dato anecdótico, también debemos de recordar que desde este puerto partían los barcos en busca de la ballena que se quedó como imagen en el escudo de la villa.

gfetaria playaGetaria es conocido por su moderno puerto pesquero, uno de los mejores de costa guipuzcoana. Se puede decir que el pescado llega a nuestro plato recién salido del mar. Todo un lujo, sin intermediarios y muy fresco. Los establecimientos hosteleros del puerto y las empresas conserveras que se asientan en Getaria son las principales receptoras de toda esta mercancía. Por eso, que mejor que disfrutar de unas magníficas vistas de esta costa acompañados por el pescado cocinado a las brasas junto con el clásico txacolí, un vino blanco originario del País Vasco.

puertu deportivoEste puerto pesquero destaca por ser uno de los más relevantes de la pesca de bajura de la costa vasca, donde abundan sobre todo especies típicas del Cantábrico como el bonito, el verdel o la anchoa. A día de hoy es una infraestructura más que capacitada para acoger embarcaciones de pesca y de recreo.

bonito del norteEn el dique sur del puerto localizamos el puerto deportivo, que cuenta con capacidad para más de 300 amarres. Hay que decir que su excelente posición le convierte en un puerto accesible que no se ve alterado por las condiciones climatológicas o del mar.

Sin salirnos del agua no podemos pasar por alto sus playas, que nos ofrecen la oportunidad de pegarnos un chapuzón o practicar deportes acuáticos como el buceo, piragüismo o vela. Es el caso del arenal de Malkorbe, que se encuentra muy próxima a monte San Antón y al puerto. Aguas tranquilas y bandera verde son sus principales valores. La otra playa de Getaria es la de Gaztetape.

San antonEntre las estrechas callejuelas del municipio guipuzcoano encontramos la iglesia de San Salvador, un templo gótico que fue construido en los siglos XIV y XV, aunque los daños sufridos durante las Guerras Carlistas obligaron a repararla en el XIX. En ella se han encontrado restos arqueológicos y es curioso que se levantase sobre un terreno inclinado, que provoca que la planta del templo se encuentre cuesta arriba.

foto-21Está considerado un monumento de gran valor histórico ya que en él se creó la Hermandad Guipuzcoana, donde se celebraron las primeras Juntas Generales de Guipúzcoa. Otros monumentos eclesiásticos que no debemos de perdernos son la iglesia de Askizu, la Capilla de La Piedad, Ermita de San Prudenzio, Ermita de San Blas o el Túmulo de Arriaundi.

Si nos salimos del ámbito religioso otros grandes valores arquitectónicos de Getaria son la Casa-Torre de los Zarauz, Casa-Torre de los Ibáñez de Olaso, Casa Larrumbide, Torre Aldamar, Casas Góticas de la calle San Roque, el Pasadizo de Katrapona y las tres estatuas de Juan Sebastián Elcano, una de ellas a la entrada del pueblo, otra en la plaza de los Gudaris y la última en la plaza Elcano.

sebastian_elcanoEn nuestra paleta se mezclan una variedad de tonos donde el verde de sus espacios naturales acaba envuelto por el azul del mar. Entre estos barrios hay  que destacar Eitzaga, Askizu, San Prudenzio y Meagas. El 85% vive en el núcleo rural mientras que el resto lo hace repartido por la zona rural.

  • Eitzaga: Se encuentra en la parte oriental del municipio, entre el casco urbano de Getaria y Zarauz.
  • Askizu: En el occidente en dirección a Zumalla. Es un pequeño núcleo con una docena de edificios y numerosos caseríos en los alrededores.
  • San Prudenzio: Recibe el nombre de su ermita y se encuentra en la carretera que va a Askizu.
  • Meaga: Se sitúa en lo alto del puerto de montaña que une Zarauz con Zumalla por el interior. Estamos hablando de un poco menos de 200 metros de altitud.

getaria playagetaria playaLos aficionados y peregrinos del Camino de Santiago por la costa también tienen una buena oportunidad de conocer Getaria. La senda transcurre por el municipio entre viñas de txacoli y en dirección a los barrios de San Prudenzio y Askizu. Precisamente la ermita del primero fue durante muchos siglos centro de peregrinación, ya que estaba consideraba un referente en sanación de dolores y tumores. El siguiente paso en el camino será Zumaia.

Fiestas

A principios del mes de agosto tiene lugar las fiestas locales de Getaria en honor a San Salvador, donde a las actividades típicas de la festividad se le unen exhibiciones de deporte autóctono, competiciones deportivas y degustaciones de chacolí. Otra fecha marcada en el calendario es San Pedro, el 29 de junio (patrón de los marineros), donde tiene lugar la procesión de los pescadores y la misa en honor al patrón. Tampoco podemos olvidarnos de San Antón (17 de enero), que se aprovecha para degustar el primer txacolí de la temporada, además de la celebración de actividades culturales.

Pero sin lugar a dudas lo que más atrae a los visitantes es la recreación que se realiza cada cuatro años del desembarco de Elcano. Juan Sebastián Elcano, natural de la localidad, fue la primera persona que realizó la vuelta al mundo en una expedición que partió de Sanlucar de Barrameda el 20 de septiembre de 1519. La ‘aventura’ estaba capitaneada por Hernando de Magallanes, pero perdió la vida tras un enfrentamiento con los indígenas, lo que provocó que Elcano tomase las riendas de la expedición. Tres años después cumplieron con el objetivo, pero de los 234 embarcados solo llegaron 18 en el buque Victoria.

el canoel canoLa primera vez que se realizó esta recreación en Getaria fue en 1922 con motivo del cuarto centenario de esta vuelta al mundo. Las embarcaciones se dirigen al puerto y los supervivientes acuden a la procesión a la parroquia y al monumento de Elcano, donde tiene lugar una improvisada corte del rey Carlos I.

Se puede decir que Juan Sebastián Elcano marcó en cierta medida al pueblo, pero no podemos olvidarnos del modisto Cristóbal Balenciaza, que cuenta con un museo dedicado a su vida en el que se exponen algunas de las grandes obras confeccionadas por este maestro de la moda. Se ubica en un edificio junto al Palacio Aldamar en una colina que corona al municipio y que sirvió en su momento como residencia a los marqueses de Casa Torre. El inmueble  cuenta con pocos años de vida y destaca también por su estructura y concepción volumétrica. La obra corrió a cargo del arquitecto cubano Julián Argilagos.

Con todo se puede decir que Getaria es una villa muy agradecida con su gente, como demuestran este par de reconocimientos a sus vecinos más ilustres.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *