Vía verde de la Subbética (Córdoba)

castillo de zuheros

Por el sur de la provincia de Córdoba transcurre la Vía Verde de la Subbética, que durante 58 kilómetros sigue el recorrido del antiguo tren del Aceite. Tanto caminantes como aficionados a la bicicleta tienen a su alcance la oportunidad de disfrutar de los maravillosos paisajes que ofrece el Parque Natural de la Sierra Subbética, además de la avifauna de la Reserva Natural de la Laguna del Salobral.

Hay la posibilidad de ampliar el recorrido de esta senda por tierras de Jaén, que nos permitirían completar una extensa ruta de 112 kilómetros. Cualquiera de las dos opciones es solo apta para los más atrevidos, no nos olvidemos que hay que dar la vuelta en la mayoría de las ocasiones, excepto si conseguimos que alguien nos vaya a recoger.

jaen montesLa Vía Verde de la Subbética nos permitirá conocer pueblos muy atractivos por sus altivos castillos o por sus misteriosas cuevas como Sueros, Doña Mencía, Cabra, Lucena o Luque. La arquitectura ferroviaria se conserva a la perfección, con cuatro viaductos, un túnel de 139 metros, trece edificaciones de viviendas, cinco estaciones y pequeñas casas pertenecientes en su día a obreros y ferroviarios. Pero en los 58 kilómetros también habrá tiempo para reponerse del esfuerzo gracias a las seis áreas de descanso que tiene, con bancos, mesas y aparcabicis. Una característica común de todas estas vías por donde circulaban los trenes es que no cuentan con excesivas pendientes. No olvidemos que los antiguos ferrocarriles no podían circular por pendientes superiores al 3%. Algo impensable para la actualidad, cuando vemos que los trenes son capaces de hasta atravesar montañas.

oanoramica de cordobaSi nos remontamos por un momento a los orígenes de esta vía hay que decir que trataba de una línea de tren que iba desde la localidad cordobesa de Puente Genil hasta Jaén, que se bautizó como el tren del aceite. Pero además del ‘oro líquido’ también transportaban carbones de la cuenca de Bélmez y otros metales de los yacimientos linarenses hacia el puerto de Málaga. En 1985 dejó de funcionar este ferrocarril que había visto inaugurada la línea en 1893.

puente genilNos metemos ya de lleno con esta Vía Verde, una de las más largas de Andalucía, que comienza en el viaducto del río Guadajoz, que separa Jaén y Córdoba. Ascendemos en los primeros metros por una cuesta muy suave entre olivares, dejando atrás el río. A los tres kilómetros se empiezan a ver los restos de un antiguo apeadero del tren, que darán paso a la Laguna del Salobral o del Conde, sin lugar a dudas uno de los puntos más atractivos de la senda. Y es que aquí podemos hacer una prolongada parada disfrutando de la laguna y de las aves que hacen acto de presencia. Para ello recomiendan que la primavera es la mejor época para ello.

laguna del saborallaguna del saboralEn torno al kilómetro 10 y después de soportar varias curvas con una suave subida llegamos a la estación de Luque, se ha convertido en un restaurante aprovechando gran parte de los elementos de la antigua explotación ferroviaria. Una ascensión hasta la villa de Luque nos conducirá hasta la pequeña localidad de Zuheros, donde se pueden presenciar unas espectaculares vistas de esta ruta. Nuestro paso por aquí no nos dejará indiferentes. Hay que decir también que en nuestro recorrido disfrutaremos del puente de Zuheros, que cruza el arroyo Bailón, y que aparece en la lista de puentes con alto valor monumental.

villa del luqueLas diferentes escalas que se pueden hacer durante el paseo nos conducirán a colinas con espectaculares vistas, como es la de Doña Mencía. La vía no pasa por el propio pueblo, pero en su estación también se ha rehabilitado la estación como establecimiento hostelero.

puente de ZuherosCasi a mitad de recorrido y tras atravesar el puente de la vieja carretera de Cabra llegamos al único túnel de la Vía Verde, el del Plantío. Son apenas 140 metros de longitud. Llegamos hasta el cerro Alvarillo, donde se cruza el arroyo de Fresno a través del Viaducto de la Sima, de 132 metros. A continuación atravesaremos el viaducto de ‘Los dientesde la vieja’, de 25 metros, que nos conducirá hacia la villa de Cabra, pero antes tendremos que soportar un sinuoso recorrido. Cabra, para los que no lo sepan, es el municipio de donde es natural el periodista deportivo Manolo Lama. La parada en el municipio egabrense es obligatoria, ya que la antigua estación de tren ha sido rehabilitada, acogiendo en la actualidad el Centro de Interpretación del Tren del Aceite. En su interior se exponen se exponen todos los secretos del Tren del Aceite y de la Vía Verde.

mirador de bailonGran parte del recorrido de la Vía Verde de la Subbética se desarrolla entre olivares. Dejaremos atrás Cabra para llegar casi en el kilómetro 40 hasta el viaducto del Barranco del Alamedal. Una vez que lo pasemos disfrutaremos de una zona de viñedos que nos conducirá hasta Lucena. Aquí también vemos como la antigua explotación ferroviaria se ha convertido en cita de visita. En este caso hablamos del Centro de Turismo y Ocio de la estación de Lucena. Atravesando varias carreteras y puentes dejaremos atrás este municipio con carácter industrial. El siguiente paso será la estación de Moriles-Horcajo, en la pedanía lucentina de Las Navas de Selpillar. La intención es convertirla en un centro de referencia de interpretación sobre el vino Montilla-Moriles. Aquí se puede poner punto y final a la ruta, pero las obras desarrolladas en 2011 por el Ministerio de Medio Ambiente permitieron rescatar otros 7,8 kilómetros de plataforma ferroviaria entre Moriles-Lucena y la estación de Campo Real, a apenas un par de kilómetros del núcleo urbano de Puente Genil.

bailon zuheros


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *