Vía Verde de Alcoy, Alicante

alcoy portada

Alcoy es una ciudad con gran tradición industrial, también conocida por su fiesta de los Moros y Cristianos (del 21 al 24 de abril), entre otras cosas. De aquella época nos queda esta via verde que puede partir de la estación de tren del municipio. En la actualidad es ocupada por la Cruz Roja. Nada más arrancar veremos a lo lejos un túnel, que se encuentra tapiado al otro lado, y la vía deja de ejercer funciones de camino para convertirse en una calle más de Alcoy, por lo que el respeto al antiguo trazado no es muy grande que se diga.

El paso por este tramo urbano nos conducirá por otros tres túneles, que nos invitarán a ser bastante prudentes, ya que tendremos que circular por la acera. A los ciclistas se les recomienda que se bajen de la bicicleta y opten por caminar durante este tramo para no poner en peligro la integridad del resto de viandantes.

Alcoy

La salida oficial de la Vía Verde tiene lugar en el área de descanso de Alcoy-La Canal, donde podemos disfrutar de bancos y parking para bicicletas. De esta manera podemos aparcar la bici y emprender la marcha andando o corriendo. Es un terreno propicio si somos practicantes del running. Los túneles tienen un método de encendido un poco particular, ya que si queremos iluminar nuestro paso tendremos que activar los pulsadores que tenemos distribuidos por su interior. Una buena técnica para ahorrar, pero que no beneficia a los que optan por realizar deporte en esta senda.

puente alcoyDurante los primeros kilómetros circularemos por un entorno marcado por los campos de trigo, cebada y olivos y una vegetación de ribera. Ni que decir tiene en este comienzo tenemos el atractivo de atravesar dos viaductos, el del río Barchell y el del río Polop. Pero no será hasta el kilómetro y medio de recorrido cuando podamos disfrutar de las maravillosas vistas del puente de las Siete Lunas, que con sus 46 metros de altura ofrece unas instantáneas fantásticas de los Parques Naturales de la Sierra de Mariola y Font Roja, donde encontramos una zona de acampada. Los más atrevidos pueden sacar tajada de este viaducto, donde es muy común encontrarse gente practicando puenting. Más adelante podemos tomarnos un respiro en un par de áreas de descanso, además de contemplar las vistas que nos ofrece el mirador Mas de la Font de l’Olivereta.

Puente de las 7 lunasCasi a mitad de recorrido y tras haber superado una pendiente no muy pronunciada y varios túneles llegamos hasta el polideportivo municipal y una zona recreativa. En este entorno disponemos de una casa rural.

Una vez que reemprendemos la marcha a partir del polideportivo nos sorprenderá nuestro paso por tres túneles, dos de ellos con casi mil metros de longitud. Lo más llamativo lo encontramos en el primero, donde una abertura lateral nos permitirá ver la luz y convertir en algo mágico la oscuridad. No es algo que sea precisamente común en los túneles. Entre dos cavernas, además, pasaremos por el viaducto de Sant Antoni que transcurre por el Parque Natural del Carrascal de la Font Roja. Rebasado el tercer túnel alcanzamos el punto kilométrico 7,6 de la Vía Verde de Alcoy, al pie del puerto de La Carraqueta, donde contamos con otra zona de descanso. Está junto a la carretera entre Alicante y Alcoy.

polop

El tramo final del itinerario nos conducirá hasta La Sarga, donde próxima a ella se encuentran unas pinturas rupestres muy visitadas. El antiguo trazado ferroviario se ve alterado por unos metros, por la construcción de una finca, que nos obligará a tomar la carretera Alcoi-Alicante. Se puede concluir aquí nuestro recorrido en la Vía Verde, pero también podemos seguir y subir al puerto de la Carrasqueta, que nos conducirá de nuevo a la vía. En total son diez kilómetros donde la mayoría del firme es asfalto combinándose durante un tramo de 2,5 kilómetros de tierra compactada. Además de los paisajes que nos depara la ruta no podemos desaprovechar la ocasión de disfrutar de la arquitectura que nos aportó el trazado ferroviario, con diez túneles y tres viaductos.

Si echamos la vista atrás en lo que se refiere al origen de este tren, no podemos pasar por alto que Alcoy buscaba a través del ferrocarril darle salida a sus productos, y a través del tren conectaba con Villena y el puerto de Gandía. Pero este se le quedó pequeño y trabajaron para enlazar con el puerto de Alicante, con mucho más tráfico. Fue en la época del general Primo de Rivera cuando se iniciaron estas costosas obras, que empleando todos los recursos de ingeniería que ofrecía la época permitieron la construcción de 66 kilómetros de vías. Pero los tiempos no acompañaron para ponerlo en marcha, ya que la guerra y los posteriores años de dureza económica y social la dejaron en un segundo plano, quedando en un estado abandono entre la sierra alicantina.

villena


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *