Como reaccionar ante los animales salvajes

oso

Durante cualquier salida a la naturaleza por Asturias tenemos que ser conscientes de que podremos encontrarnos con animales salvajes. Realmente los que molestan no son ellos, más bien somos nosotros los que irrumpimos en su hábitat, por lo que lo más probable es que puedan reaccionar de una manera violenta.

Osos

Aunque sea poco probable, en la cordillera cantábrica podemos encontrarnos con un oso pardo. Pueden agredir e incluso matar a los seres humanos, pero no con intención de alimentarse con su carne, sino con ánimo de proteger a sus cacharros y a él mismo. Ven en el hombre un peligro, de ahí que intenten en todo momento huir del contacto. El oso realmente muestra su violencia cuando intenta proteger a sus oseznos, si es molestado en su cueva de hibernación o cuando está herido.

Oso pardoEn el caso de encontrarnos con un oso, como con cualquier animal salvaje, hay que evitar el exceso de confianza y un miedo excesivo. Lo mejor es que se advierta de nuestra presencia con antelación, por lo que hay que dejarnos oír y ver sin necesidad de realizar grandes aspavientos. Nunca debemos de cortarle el paso. En la cordillera Cantábrica los osos y los humanos comparten espacios, pero no se tiene constancia de que se hayan matado a hombres en los últimos años.

Jabalíes

En los últimos años se les ha visto acercarse hasta núcleos urbanos de Asturias. Bajan de los montes en busca de comida, destrozando fincas y causando el pánico entre los vecinos de ciudades como Gijón y Oviedo.

Dicen que es el mamífero mejor adaptado al suelo ibérico y que no es tan violento como lo pintan. Solo que sus afilados colmillos y su imponente envergadura, llegando a rebasar los 300 kilos, lo convierten en un animal peligroso en caso de ataque. Son frecuentes los encuentros fortuitos con ellos en cualquier parte de España. Al igual que el oso, en caso de encontrarlo de frente, lo mejor es quedarse parado y retroceder despacio para que no se encuentre incómodo. Solo suele atacar si se ve acorralado o para proteger a sus crías. Muchas veces son ellos los que evitan el encuentro con los humanos y se dan la vuelta al mínimo ruido.

jabaliLobos

Evitan encontrarse con el hombre y su reacción dependerá de experiencias anteriores. No se conocen muchas víctimas de los ataques de los lobos, pero estos tienen lugar sobre todo en invierno, cuando escasea la comida. Se muestran agresivos cuando se les provoca, escasean las presas estacionales o tienen la rabia.

loboEl raposu o zorro

Son animales muy ágiles e inteligentes, amantes de las gallinas. Aunque parezcan bondadosos, hay que evitar acercarse a ellos, ya que una mordedura nos puede provocar infecciones peligrosas.

zorroPerros de pastoreo o asilvestrados

Muchas veces cuando salimos al campo en busca de tranquilidad podemos encontrarnos con un contratiempo. Es frecuente que a nuestro paso nos salga un perro con ganas de pelea. Lo mejor es no gritarle ni salir corriendo. En el caso de que nos ataque tenemos que proteger las zonas más vulnerables para que el daño sea lo menor posible. Entre los consejos para protegerse de los perros que encontramos por el camino se encuentran los siguientes:

perro pastor

  • No realizar movimientos bruscos.
  • No gritar, ni correr ni tirarle nada al perro.
  • Si lo hacemos intentará perseguirnos y conseguiríamos enrabietarlo más.
  • Evitar mirarle fijamente, ya que creerá que le estamos retando. Hay que hacer como si no existiera.
  • En el caso de ataque puedes utilizar como escudo la mochila o cualquier rama que encuentres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *