De ruta por Madrid: Embalse de Riosequillo

Embalse de Riosequillo

Veamos algunas rutas por Madrid. Este embalse se encuentra muy cerca de Madrid, a 74 km, por la ctra. de Burgos, la nacional A1, desvio en el pueblo de  Buitrago de Lozoya.

Ruta de una mañana, escapada perfecta ¡!!!!!! Naturaleza, caminata facilita para principiantes, vistas formidables de la sierra madrileña enclavada en uno de sus múltiples embales, comida campera  o bien de tapeo después de caminar, en Buitrago. Como colofón,  visita obligada a Buitrago de Lozoya, pueblo madrileño cargado de historia, asentado sobre un promontorio que forma una curva en herradura sobre el río Lozoya, entre los embalses de Riosequillo y Puentes Viejas…no se puede pedir más!!!!!!

La ruta: un recorrido circular a lo largo del embalse. Podemos hacerla en bici o andando, si te decides por la primera habrá tramos con cierta dificultad porque la orilla del río por la que haremos la ruta a pie, se une en algunos tramos a matorrales y grandes rocas que dificultan el paso, no por ello imposible.

Caminata para principiantes, casi todo llano, recorrido en apenas hora y media sin gran dificultad,  pero siempre  con  buen calzado, preferiblemente botas de montaña porque a lo largo del recorrido del embalse hay bastantes piedras.

El paraje donde se ubica este embalse es realmente precioso, le  rodea un bosque de pinares, robledales y encinas,  y con numerosos entrantes y salientes de agua que lo hacen muy singular y coqueto.

En estos momentos y a pesar de las lluvias recientes, se puede caminar por donde no hace mucho estaría cubierto de  agua. Se nota  sequía  en los pantanos de la comunidad de Madrid, en casi todos hay una buena distancia entre los matorrales que serian el tope de antaño del agua y la orilla actual, se diría que casi todos tienen una zona de “playa” para pasear, muy a nuestro pesar … En el  embalse de Riosequillo esta “playa” puede tener en torno a los 10 ó15 metros de ancho a lo largo de todo el embale, no deja de aportar su cierto encanto a la hora de recorrerlo.

El colofón de esta ruta: visitar Buitrago, a pocos kilómetros del embalse,  pasaremos por el de vuelta a Madrid.

Buitrago es el único pueblo de toda la comunidad que conserva íntegro su antiguo recinto amurallado. El río Lozoya, que da sobrenombre al municipio, lo circunda por todos sus lados menos el meridional, convirtiéndose así en un foso natural de defensa.

 

¿Que ver? Su espectacular muralla, viendo desde arriba el río Lozoya con sus magníficas hoces a lo largo de su  recorrido,  el castillo de los Mendoza y si tienes suerte hasta por dentro, cruce de culturas de  árabes, cristianos y judíos, su iglesia gótica y  por ultimo callejear por este pueblo madrileño con un empedrado en sus calles que lo hacen singular.

 

Si decides comer o tapear en Buitrago, te recomiendo,  el restaurante El Andarrio: casero, con horno propio, característico su caldo, delicioso en invierno  o sus huevos rotos con jamón.

¡¡Qué disfrutéis de esta ruta y su paisaje !!

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *